Devoluciones:

Mientras no se indique otra cosa, el cliente dispone de 15 días naturales a partir de la fecha de entrega para devolver un producto en caso de no satisfacerle. Los gastos derivados de la devolución así como los del envío original (gastos del porte y gastos de la forma de pago) correrán por parte del cliente. 

Los productos devueltos deberán llegarnos en perfecto estado y en sus embalajes originales, los cuales también deberán llegarnos en perfectas condiciones. 

Aquellos productos que no estuvieran disponibles en stock y que, por tanto, haya que pedir expresamente a fábrica, no podrán ser devueltos. 

Para realizar una devolución debe comunicarnoslo dentro del plazo establecido y nosotros enviaremos a la agencia de transporte para recoger el material, el cual deberá estar pefectamente embalado para evitar daños durante el transporte. Una vez hayamos recibido el material devuelto será examinado y si todo está correcto se procederá con el reembolso del producto descontando los gastos ocasionados y el demérito.


Garantías:

La garantía cubre cualquier defecto de fabricación, reparándose o reemplazándose el material defectuoso por otro igual, según las condiciones dispuestas por el fabricante. En caso de no haber posibilidad de sustitución por materiales iguales (producto obsoleto o agotado), se sustituirá por materiales de características similares o superiores. El plazo de garantía dependerá de lo establecido por el fabricante para cada producto, estando indicado en nuestros catálogos.

En cualquier caso, la garantía será responsabilidad única y exclusiva del fabricante, y este será quien establezca las condiciones. A continuación y a modo orientativo se detallan las condiciones generales aplicadas por la mayoría de los fabricantes, siempre y cuando el producto disponga de garantía para el periodo especificado.  Tal como expresa la ley en vigor, durante los 6 primeros meses y mientras no se demuestre lo contrario se presume que el defecto es de fabricación, a partir de los 6 meses el cliente deberá demostrar mediante pruebas evidentes que el defecto es de fabricación.

Quedan totalmente excluidos de la garantía las roturas y otros deterioros ocasionados por el uso. El decrecimiento en la intensidad luminosa de las lámparas debido a su uso es algo normal y, por tanto, no está cubierto por la garantía. Diferencias en cuanto a la temperatura de color entre las luminarias (incluso siendo todas del mismo modelo y lote) son normales y, por tanto, quedan excluidas de la garantía, ya que la tecnología LED imposibilita fijar una temperatura de color exacta, siendo este el motivo por el que la temperatura de color se indica de forma aproximada (generalmente en rangos). La manipulación indebida, instalación no profesional, apertura de los productos, conexión incorrecta, no conexión de la toma de tierra en el caso de que el producto disponga de ella, conexión a voltajes diferetes a los indicados, deficiencias en el suministro eléctrico, exposición a productos químicos, exposición a ambientes húmedos, marinos o corrosivos, derrame de agua u otros líquidos, exposición al calor o al fuego, exposición al polvo excesivo, exposición a agentes climatológicos (lluvia, nieve, hielo, viento, sol...) de productos no diseñados para el uso en exteriores, impedir la refrigeración normal de los productos, golpes, caídas, vibraciones, así como cualquier otra anormalidad son causas suficientes para rescindir la garantía. El cliente deberá certificar que la calidad de su sumistro eléctrico cumple con la normativa vigente, asumiendo este los gastos que conlleven dicha certificación. 

Para tramitar la garantía el cliente deberá ponerse previamente en contacto. Los productos deberán enviarse embalados junto con la hoja de reclamaciones que se le entregará para la ocasión. El servicio técnico revisará los productos defectuosos y dictaminará si se trata de un defecto de fabricación o no, así como su reparación o sustitución. En caso de no tratarse de un defecto de fabricación todos los gastos de transporte, reparación y/o sustitución correrán por parte del cliente. El cliente asume la desinstalación e instalación de los productos en garantía, así como cualquier posible pérdida ocasionada. En caso de roturas, los gastos de demostración de culpa serán a cargo del cliente.